Menú

viernes, 29 de septiembre de 2017

San Miguel soltó el perro

La oscuridad se apoderó del pueblo de Valsequillo esta medianoche. Los aledaños de la iglesia y la plaza de San Miguel fueron el escenario de la lucha entre las fuerzas del bien y el mal, un combate que se lleva celebrando desde hace 31 años. En esta edición contó con un Perro Maldito en zancos que sacó las vergüenzas de la sociedad en su conjunto.
"La pasividad también es posicionarse", reveló Lisandro Rodríguez, director artístico del espectáculo del que disfrutaron miles de personas anoche.
El equipo que durante meses ha preparado el acto con esmero realizó una puesta en escena que el público pudo palpar más que nunca. El Perro Maldito recorrió varias calles aledañas a la iglesia infringiendo miedo a los asistentes que temblaban al paso de los demonios y monstruos. Un elenco de 80 actores tomaron las calles desde las doce en punto, cuando las luces se apagaron y comenzaron a escucharse los primeros aullidos del perro. La puesta en escena sorprendió a más de uno por la claridad con la que se trasmitió la crítica social que siempre forma parte del espectáculo.
Antes de las doce se emitió un vídeo en el que se explicaba el origen del Perro Maldito. Hasta el momento se creía que había surgido del barranco de San Miguel, pero en el corto se desveló una leyenda que pocos conocen en Valsequillo. "Los mayores del pueblo hablan de que antiguamente se creía que El Helechal era un volcán, y que de sus entrañas surgió el perro maldito", reveló el director artístico.

Tras el vídeo, un político híbrido entre Donald Trump, Mariano Rajoy y Albert Rivera informó a los asistentes de que debido a la crisis se tenían que seguir efectuando recortes, y como consecuencia se tendría que cancelar la Suelta del Perro Maldito. Acto seguido, un grupo de ciudadanos persigue al político para increparle por tomar la medida de anular el evento.

Se produce un linchamiento del político sobre el escenario y es cuando se vislumbra la esencia del perro maldito dentro del político apaleado e insultado. Hay que destacar que este año se optó por más música de ambiente como batucadas para que no interfiriera en los discursos y el sonido fuese más claro. En esta edición vuelve a aparecer el Arcángel de San Miguel que advierte de que el linchamiento y el odio no es el camino a seguir, y que eso traería más consecuencias.

En este momento, los asistentes esperaban ansiosos la aparición estelar del perro maldito, que aparece sobre unos zancos y rodeado de un elenco de brujas que custodiaba su paso. Los asistentes más pequeños ya temblaban al ver al demonio encarnado en perro maldito. Comienza el discurso agradeciendo el mal que todos hemos continuamos haciendo, y que gracias a él se ha hecho más poderoso y ha podido regresar a la tierra.

En este momento los aledaños de la plaza de San Miguel encarnan el infierno, cuando de todos los rincones salen demonios secuaces del perro maldito aterrorizando a todos los asistentes. El perro se sube al escenario para conocer a todos sus acompañantes y, poco después, comenzó un acto musical protagonizado por una de las brujas que acompañaba al perro por los alrededores de la plaza.

El perro maldito reclamó entonces el poder absoluto y uno de los demonios le entrega un cetro que representa el dominio. Fue entonces cuando el propio perro sorprendió a los asistentes con un número de efecto pirotécnico que surgió del cetro, acompañado de varios fuegos artificiales lanzados desde las proximidades de la plaza. El mal continúa alimentando al perro, hasta que finalmente, en esa lucha entre el bien y el mal, agradece a todos los asistentes la maldad que realizan cada año. "Por ustedes el infierno está en la tierra", espetó a gritos el perro.

Tras el espectáculo, los asistentes se agolparon en la carretera que sube a Las Vegas para ver el espectáculo pirotécnico, que duró más de veinte minutos. Durante los fuegos, muchos vecinos y visitantes aún comentaban la Suelta que acababan de vivir, en la que los más pequeños reconocieron pasar miedo. La dramaturgia y el guión trabajado por todo el equipo que lidera el director artístico Lisandro obtuvo una aceptación total, ya que se vivió el perro maldito más cercano de las últimas ediciones. "La gente llevaba años pidiendo algo así", aseguró Lisandro. El perro volvió a sus catacumbas esperando que el mal le haga resurgir en 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario