Menú

martes, 16 de agosto de 2016

Tarde de historia y churros en Los Llanos de Telde

Tarde de historia y churros en Los Llanos de TeldeTA ofrece crónica y reportaje gráfico de la visita guiada por el enclave comercial con el cronista oficial de la ciudad

Mosaico del recorrido por Los Llanos de Telde (Foto TA)
JESÚS RUIZ MESA
Telde.- La Casa Museo León y Castillo de Telde dentro de su programa de visitas a los núcleos urbanos de la ciudad de Telde donde se manifiesta el patrimonio histórico y artístico de Telde, organizó el jueves 11 de agosto un recorrido por la zona de Los Llanos de San Gregorio visitando la plaza, la iglesia neoclásica de San Gregorio Taumaturgo, obra del arquitecto sacerdote don Diego Nicolás Eduardo, autor de parte de la Catedral de Santa Ana y de la Parroquial de Santiago Apóstol de Gáldar.


El centro peatonal con sus enclaves históricos sociales y arquitectónicos, la calle María Encarnación Navarro, el Callejón de la Gran Parada, el Molino de Fuego, el Parque de Franchy Roca, antiguo Parque de León y Joven, finalizando en la  emblemática y conocida Churrería Melián de la calle Lagunetas, para saborear un buen chocolate o café con leche, refrescos y una excelente bandeja de churros elaborado todo por sus propietarios, Celina Mendoza y Paco Melián, serviciales, profesionales y muy buena gente, empresa con éxito que han continuado heredada de sus progenitores.

El distrito más populoso y mercantil de todo el municipio, es sin duda alguna el de Los Llanos de San Gregorio, centro neurálgico del mismo es la llamada Plaza de San Gregorio o de Los Llanos, espacio abierto a la sombra de sus cuatro grandes laureles, que sirvió hasta 1954 como plaza para el mercado dominical. De forma radial parten de ella numerosas calles, que a su vez reciben medio centenar de angostos callejones, formando un entramado serpenteante de rúas, que hacen del barrio un ejemplo claro de la improvisación urbanística.
      
En el corazón urbano del histórico emplazamiento de Los Llanos de Jaraquemada, actual Plaza de San Gregorio y ante la fachada del templo neoclásico de San Gregorio un nutrido grupo, alrededor de sesenta asistentes locales y visitantes foráneos, se concentraron en esta plaza recibidos por el Cronista  de la Ciudad y director conservador de la Casa Museo León y Castillo, don Antonio María González Padrón, previa entrega de un resumen de la visita, explica detalladamente el acontecer histórico, arquitectónico, económico, artístico y social de esta zona alta de la ciudad.

Telle o Telde uno de los guanartematos desde la pre conquista toma parte importante en el desarrollo histórico posterior de la conquista. El Real de Las Palmas se funda y se manda a los castellanos de la Orden de Santiago, una orden de Caballería, fuerte, muy fiel la iglesia católica y a la propia monarquía, se envía a Gáldar la capital unificada del mundo aborigen porque Telle había perdido su guanartemato unos años antes de la conquista definitiva. Conquistándose toda la Castilla baja, Andalucía y en el intento de acabar con el reino nazarí de Granada. Cuando se toma Granada, a Telde se envía la Real Hermandad de Caballeros de Andalucía, señores andaluces, la mayor parte castellanos, andaluces de Carmona, Écija, Sanlúcar de Barrameda, Jerez de la Frontera, pero sobre todo, de Moguer, la que más contribuyó a la fundación de Telde.

Cuando se funda la ciudad de Telde hay tres núcleos, Telde la ciudad administrativa, la basílica de San Juan, el Ayuntamiento, juzgado. El barrio conventual a partir del siglo XVII de San Francisco, que extrapolado a Castilla sería la judería. Como la Reina prohibió el paso de judíos por la isla, oficialmente no los hubo. Cumple la función este barrio por ser de artesanos, gente libre que trabajaba para las grandes familias de San Juan. El barrio de Los Llanos a distancia de un kilómetro Los Llanos de San Gregorio, en principio se instala un ingenio azucarero donde hoy prácticamente se sitúa la iglesia de San Gregorio Taumaturgo. Una pequeña ermita donde los Palenzuela asisten a sus trabajadores, amanuenses el cumplimiento con la iglesia bajando a San Juan. Los Palenzuela movidos por la salvación de sus almas, edifican un pequeño templo para que pudieran asistir más cerca y tener las plantaciones de caña de azúcar a menos distancia.

Dos familias originales de la Península, Los Jaraquemada de Extremadura y la familia de los Palenzuela, burgaleses, trajeron la devoción a un santo, San Gregorio Taumaturgo, de los que existen poco, San Gregorio el milagroso, protector de los campos, de las lluvias, que en procesión por las calles anexas y como tradición siempre bendice las tierras, así como lanzar flores y granos de trigo al santo agradeciendo las lluvias caídas y las provechosas cosechas. Se construye una ermita y en esta zona viven los esclavos negros y moriscos, procedentes de la mano de obra que los señores de Telde pidieron a la Reina el derecho de entrar en Berbería para buscar esclavos. La reina se lo permitió pero les obligaba a que cada año debían liberar a los esclavos bautizados.

Se crea un grupo importante ya que la ciudad de Telde llegó a tener nueve ingenios azucareros, potencial que se necesita como mano de obra y de cada cinco teldenses, tres eran esclavos. El miedo a que el esclavo se levantara para defenderse se les atendía para conseguir su rentabilidad. Aunque la Corona nunca estuvo de acuerdo con la venta de esclavos, de hecho se persiguió y se devolvieron aborígenes a las islas. El barrio crece de forma anárquica y se distribuye la ciudad con arreglo al Cabildo que ordenado por la Reina…..que todo se vaya faciendo de la misma forma et manera que ahora se face en mi bella ciudad de Sevilla. El desarrollo primitivo de Telde hace que la ciudad se parezca al perfil urbano de las ciudades andaluzas. Con callejones no precisamente de influencia árabe, las calles con caminos tortuosos por razones de ubicación de solares y siguiendo los cauces de las acequias de reparto de aguas.

Cada domingo surge un mercado importante de gente que llega con sus productos procedentes de los pueblos de la trasierra, detrás de las cumbres, con toponimias que se conocían y han ido cambiando con el tiempo. El pueblo de Los Llanos, en la iglesia de San Gregorio, tuvo una importante advocación a la copatrona  Nuestra Señora del Buen Suceso. Aunque por tradición marinera veneran a la Virgen del Carmen. En la calle María Encarnación Navarro existió la zona donde vivían los marinos, pasaban tiempo en Telde salando y comercializando los productos del mar. La ermita levantada por los Palenzuela a principios del siglo XV se llamó de Nuestro Padre San Gregorio Taumaturgo y Nuestra Señora del Buen Suceso, patrón y copatrona.

La ermita tenía 12 metros de largo y 6 de ancho, las familias dedicadas al negocio del azúcar en el trapiche y esclavos asistían a los ritos religiosos en esta ermita. En el siglo XVIII, la población había crecido con gente de todos los lugares de la isla y de la península, la zona de Los Llanos multiplica su población.

A final del siglo ya contaba con 10.000 habitantes, esto hace que el comercio, la banca, el pulmón del comercio se instalara en Los Llanos y el administrativo en San Juan. Aquella iglesia en 1800 se quedaba pequeña, por lo que se tira la pared del fondo aumentando su superficie. Sobre el año 1785, por el incremento del comercio de cada 100 reales que administra el Ayuntamiento 85 proceden de los impuestos de Los Llanos, aunque con necesidades de arreglar las calles de tierra cuando en San Juan eran ya de adoquines; la iglesia saliendo del estilo gótico, barroco que ya quedaban antiguos, inicia la construcción en estilo neoclásico atendiendo al diseño del arquitecto Diego Nicolás Eduardo, que estaba haciendo la Catedral de Santa Ana, y los planos de la iglesia parroquial de Gáldar.

El pueblo contribuyó con su trabajo y dinero, llegaron desde La Isleta cien carros con un picón especial para los techos. La cúpula y la bóveda hacen de resonancia. La iglesia recibe las visitas del Obispo Codina que quiso mucho a la iglesia de San Gregorio, donó mucho dinero y escribió a la Reina Isabel II, para poder financiar debido a las penurias y enfermedades de la época hacia 1851, con el cólera morbo que azotó la ciudad con fuerza. Envía al Padre Antonio María Claret para que predique en esta parroquia y en la Diócesis. Ante el presbiterio una placa circular sobre el suelo lo recuerda: En esta parroquia de Los Llanos de San Gregorio misionó en mayo de 1848 San Antonio María Claret Laus Deo.

En el interior de esta iglesia ocurre con fecha y hora, el 19 de julio de 1936, la parte baja de la ciudad había sido tomada por la Falange pero los republicanos federales, comunistas, anarquistas, socialistas y republicanos radicales mayoría en esta parte alta de la ciudad, en el avance se estableció delante de la iglesia una defensa del barrio donde murió una persona que yace en el cementerio de San Juan. Se dispara a San Gregorio donde existen los impactos de balas sobre la pared frontal. La imagen de San Gregorio Taumaturgo es importante obra del escultor imaginero guíense Luján Pérez. El báculo es de plata, aunque el que luce actualmente procede de una herencia que al morir el Obispo Codina dejo a San Gregorio su mitra, su capa pluvial y su báculo. Esta iglesia llega a tener una fuerza de atracción de fieles importante.

Vinculado con la familia de León y Castillo, Ponce de León, tío de aquel, escultor, arquitecto, pintor, hizo la fuente del Espíritu Santo en el barrio de Vegueta de Las Palmas de Gran Canaria, realiza el altar mayor de San Gregorio. Se hacen dos altares imitando jaspes y mármoles dedicados a la Virgen del Buen Suceso y Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, y dedicado a San Antonio, que se hicieron para dos capillas de la Catedral de Santa Ana, el canónigo que las pagó, según una investigación de don Antonio Bethencourt Massieu, el canónigo no estuvo de acuerdo en su ubicación en la catedral y como San Gregorio protegida por el Obispo Codina, se traen a esta parroquia teldense.

Debajo de la imagen del Perpetuo Socorro de estilo bizantino, en 1960 la familia Sintes Calatrava como indica el lema bajo el cuadro, realiza la restauración de los altares de la iglesia si le permitían dedicar un altar a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, llegando a un acuerdo con el pintor teldense adoptivo, don José Arencibia Gil, que pinta en dorado y jaspes todos los altares, el cuadro de Nuestra Señora del Buen Suceso y en la parte baja Alfonso María de Ligorio, protector de la Virgen del Buen Suceso. Otra talla es la de Nuestra Señora de los Dolores, realizada por Silvestre Bello, heredero de los escultores de Luján y la regala a esta parroquia por haberse bautizado aquí en la pila de cantería de Arucas. En la misma plaza de San Gregorio se dedica un busto al artista teldense José Arencibia Gil.

La iglesia se construye sin destruir la primera ermita quedando una puerta orientada al este, mirando hacia donde Cristo muere en Jerusalén, sin embargo la población marinera de Los Llanos cumple con la orientación hacia el mar recibiendo la bendición todos los que estaban en la ciudad y abierta al mar.

Se continua el recorrido visitando lugares urbanos que con el aumento de población se originaron comercios, gremios, oficios, bares, algunos ya desaparecidos, lugares indicados por murales en cerámica con lemas del programa Recordando San Gregorio, como el que figura en la calle Rivero Bethencourt hoy peatonal donde a principios del siglo XX,  D. Francisco Izquierdo Pozuelo fundó su estudio fotográfico, droguería e imprenta-librería Izquierdo, pasando en 1936 a ser regentado por D. Blas Guedes Santos y posteriormente el primer centro de matricula e intercambio de Radio ECCA en Telde. Se llega a un cruce de caminos que fue muy importante para la economía teldense, Rivero Bethencourt calle con acceso a los barrios de El Ejido y medianías del Valle de los Nueve y Lomo Magullo, y la calle María Encarnación Navarro, que toma el nombre de la ilustre señora que legó su fortuna para recubrir en plata el madero de la cruz del Santísimo Cristo de San Juan de Telde.

Esta vía principal urbana de acceso a la carretera del sur cruza la ciudad desde su entrada por el puente de los siete ojos sobre el Barranco Real, obra del ingeniero Juan de León y Castillo, artífice entre otras obras de gran importancia para la isla, del Puerto de La Luz, Faro de Maspalomas y Lazareto de Gando,  hasta su salida hacia el sur por el Parque de León y Joven, actual Franchy Roca, toma vital importancia con sus transformaciones hacia el aeropuerto de Gando y sur de la isla.

Callejón de la Gran Parada
La visita continua accediendo al Callejón de la Gran Parada, del que toma este nombre por ser lugar donde se dejaban los carros y animales de carga, para traer los productos hasta el mercado instalado en la plaza, y modelos de antiguos accesos urbanos siguiendo la red de acequias y zonas donde se instaló la población cerca de los núcleos principales, serpenteantes callejones con entrada algunos sin salida. Al fondo en una de esas viviendas nace el que fuera campeón de España de boxeo de los pesos plumas en los años 50, el boxeador teldense Miguel Calderín Liria, Kimbo, ejemplo de esfuerzo, trabajo, deportividad, dignidad y orgullo para la ciudad.

Molino de Fuego
Siguiendo esta ruta urbana por María Encarnación Navarro se realiza una visita a uno de los lugares más conocidos y emblemáticos de la ciudad, el edificio que alberga desde 1903 el Molino de Fuego, primero en su género instalado en esta ciudad, donde el olor a gofio recién molido inunda las dependencias de esta casa. Las tolvas y moledoras trabajan intensamente para convertir los granos de millo en el suculento y dorado gofio que se vuelca en los sacos y desde la tienda se distribuye en venta directa, un producto que es el elemento natural histórico, gastronómico por excelencia en Canarias.  En esta calle se sitúa la zona donde los marinos de Melenara se establecieron, cuando se llevó a cabo la construcción del Puerto de La Luz obra del ingeniero teldense Juan de León y Castillo, se trasladaron unas 150 familias a La Isleta en Las Palmas de Gran Canaria para realizar los trabajos portuarios, dando origen esta colonia teldense a la primera población de La Isleta.

El Parque Franchy Roca que con la llegada de la democracia toma el nombre del representante del Partido Republicano Federal de Gran Canaria, llamado anteriormente de León y Joven que había sido un alcalde liberal muy querido en Telde en el siglo XIX, aunque siempre se conoció como El Parque.

Churrería Melián
Para finalizar la visita guiada un alto en el camino en la emblemática y conocida Churrería Melián, para saborear una sabrosa merienda a base de chocolate o café con leche y excelente bandeja de churros que en el establecimiento de la calle Lagunetas regenta el matrimonio de Celina y Francisco Melián, excelente servicio, calidad, profesionalidad, simpatía y generosidad en el trato de estas dos personas que engrandecen Telde desde su dedicación profesional y personalidad.

Finaliza el recorrido histórico por la zona alta de Telde, Los Llanos, visita que ha sido amplia, detallada, muy amena, llena de anécdotas, historias y leyendas locales, bien documentada por el Cronista Oficial de la ciudad, Antonio María González Padrón, director de la Casa Museo León y Castillo de Telde. Quedando emplazados en este programa de difusión cultural para la próxima visita dedicada a las construcciones militares en la costa de Telde el próximo jueves 18 de agosto. Muchas gracias.  

Características arquitectónicas y de imaginería religiosa del templo de San Gregorio Taumaturgo de Los Llanos.
En la antigua sacristía, acceso por el lateral derecho frente al Altar Mayor, se encuentran las imágenes de un Cristo Nazareno. Una Virgen del Rosario. San Francisco. San Expedito romano. Una imagen de San Antonio María Claret, llamado “Padrecito”. Báculo y mitra del Obispo Codina. Acceso lateral izquierdo a la sala donde se encuentra un pequeño museo. Templo de estilo neoclásico con tres naves en bóveda de cañón, sobre columnas, basas y capiteles, arquerías del crucero, cúpula y altar mayor de piedra basáltica gris. En el muro de la pared izquierda la puerta del viento, en el exterior jambas y arco en basalto gris con una inscripción en piedra esculpida con ornamentos en hojas de acanto, situada  sobre el arco con un lema.  

Altar Mayor: Imágenes de la Virgen del  Carmen. San Gregorio, talla de Luján Pérez. San José. Culminando el Altar en el centro un gran Crucifijo.

Nave lateral derecha: Un confesionario.  Una talla en el altar del Corazón de Jesús. Santa Lucía. Santa Rita. Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, con la imagen al pie de San Alfonso María de Ligorio, obra pictórica del artista teldense José Arencibia Gil, con una inscripción que dice: Este altar dedicado a Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro y S. Alfonso Ma.de Ligorio la restauró la familia Sintes Calatrava 4.III.1960.

Exposición del Santísimo enfrente de la nave lateral derecha.

Nave lateral izquierda: Inmaculada Concepción. Nuestra Señora del Buen Suceso.

Lateral Izquierda enfrente. Retablo del Calvario. Cristo Crucificado. Nuestra Señora de los Dolores, talla de candelero de Silvestre Bello.  San Juan Evangelista. Pila Bautismal.
En la entrada, a la izquierda del coro, sobre la pared, una Cruz Homenaje y recuerdo, al Cristo de las Santas Misiones de los RR.PP. Jesuitas 1954 (27.5.54). Sobre las dos primeras columnas laterales bajo los primeros arcos, dos pilas en mármol de agua bendita.

Representaciones de las 14 estaciones del Vía Crucis, bajorrelieves artísticos de estilo neogótico traídas de Olot a finales del siglo XIX. Sus identificaciones grabadas en chapa dorada fueron donadas por la Da. Lali Velázquez. Sobre la pared de la nave lateral izquierda, I estación Jesús es condenado a muerte. II estación, Jesús carga con la Cruz. III estación Jesús cae por primera vez. IV estación Jesús se encuentra con su madre. V estación Jesús es ayudado por el Cirineo. VI La Verónica limpia el rostro de Jesús.  VII Jesús cae por segunda vez. Sobre la pared de la nave lateral derecha, VIII Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén. IX Jesús cae por tercera vez. X estación Jesús es despojado de sus vestiduras. XI Jesús es clavado en la Cruz. XII Jesús es clavado en la Cruz. XIII Jesús es bajado de la Cruz. XIV Jesús es trasladado al sepulcro.

Bajo la cúpula y crucero del templo, antes de los escalones del altar mayor, sobre el suelo en el central del presbiterio hay un círculo con una inscripción que dice: En esta Parroquia de Los Llanos de San Gregorio misionó en mayo de 1848 San Antonio M. Claret Laus deo.

En la fachada principal tres vidrieras dedicadas a San Gregorio Taumaturgo situada a la izquierda, al  Corazón de Jesús en el centro, sobre la puerta principal de acceso al templo, y a la derecha, Nuestra Señora del Buen Suceso. Un grupo de tres campanas a modo de campanario, ubicado en el exterior, sobre el techo,  al pie y en un lateral de la cúpula, mantenidas por cuatro pilares de mampostería, soportan el eje de los yugos en madera y anclajes de hierro, abrazando las asas de las tres campanas, dos mayores y una menor, con sus badajos; todo el conjunto es visible desde el frente de la calle Rivero Bethencourt, actualmente peatonalizada.

Las vidrieras que dan al interior del templo, distribuidas cuatro a cada lado, tres lineales  y una a mayor altura situada en el extremo de los brazos del crucero. En la cúpula cuatro ventanales con diseños cromáticos modernistas de palomas volando.

Mi agradecimiento personal para elaborar este reportaje y mejor conocimiento del templo de la Iglesia Parroquial de San Gregorio Taumaturgo de Los Llanos de Telde, al párroco D. Luis Marrero Sosa, a la Sacristana, Da. Encarna Calzada Negrín, y al Cronista Oficial de la Ciudad de Telde y director conservador de la Casa Museo León y Castillo, don Antonio María González Padrón. Muchas gracias.

Jesús Ruiz Mesa es  colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario