Menú

viernes, 4 de marzo de 2016

CUENTACUENTOS “LA MUJER CUENTA…”


teldeenfiestas 
Y la palabra tomó el espacio…y la magia lleno el ambiente de historias, cuentos, leyendas y romances. Todo sucedió en el Teatro Juan Ramón Jiménez, dentro de la exposición del pintor José Sosa Servan: Muhler…mujer…mujer.
Un grupo de narradores, mayoritariamente mujeres; nos hicieron soñar. Hicieron que nuestra imaginación volara a aquellos tiempos de la infancia dónde siempre había alguien en nuestro entorno que nos contaba cuentos. Esta vez no eran los niños que fuimos los que escuchábamos embelesados una historia tras otra; éramos mujeres y hombres que abarrotaban una sala que se volvió peculiar, agradable y entrañable.

La sesión de cuentacuentos “La Mujer cuenta…”, actividad incluida dentro de la exposición,  fue un éxito rotundo sin duda alguna. La gente se quedó con ganas de más. Era algo diferente a lo que en Telde estamos acostumbrados; era la cultura para el pueblo sencillo y llano. Era la recuperación de la nostalgia y los recuerdos, y es que siempre se es niño/a para sentarse a escuchar a esas personas maravillosas que tienen el don de transpórtanos al mundo de la imaginación y los sueños.
Se comenzó con “Cartas de amor” del libro Cuentos de Eva Luna, de Isabel Allende, magistralmente contada por la narradora Ana Moreno. A ella le siguió Celia Sánchez con la preciosa historia de Mae Li y fabulosos tigres blancos, ella puso la magia. A continuación Maricarmen Ramos Henríquez, ella en esa ocasión nos canto-contó el romance de Sildana el cual algunas personas del público tarareaban encantados. Virginia Santana González, nos llevó a los mares del sur a conocer la historia de Malali y la mujer discriminada que se volvió hermosa cuando un hombre la valoró como a las demás mujeres de su aldea. Federico Rodríguez, el único narrador participante, contó…y contó, porque la mujer cuenta y él cuenta y aprecia lo que las mujeres cuentan  en todas las parcelas de la vida. Especialista en recuperar historias de la narración tradicional canaria, nos contó con gracia y soltura, un cuento sobre dos mujeres: Pepita la pobre y Doña Juana la rica. Como todo cuento tiene su moraleja, esté hizo reflexionar sobre la generosidad de quién menos tiene con la vanidad y avaricia del que más posee.
Loli González, narradora ágil y elegante, nos llevó a la China milenaria, dónde una nuera y una suegra en continuo conflicto llegaron al  entendimiento y cariño gracias a la intervención del sabio medico chino el  doctor Wuan,
El encuentro finalizó con la leyenda canaria de “Amarca, la bella” ambientada en tiempos de la pre-conquista de las islas en Icod de los vinos (Tenerife) y lo hizo en la voz de Maricarmen Ramos Henríquez, encargada también de dinamizar el acto, organizado por los Narradores del Dulce Membrillo-Tyldet al que pertenecen casi todos los participantes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario